Showrooming: por qué debería interesarte esta tendencia y cómo contrarrestarlo en tu tienda

     

El Showrooming es una tendencia que consiste en visitar una o varias tiendas físicas con la finalidad de poder ver la calidad del producto, sentir sus materiales hasta probárselo, para luego comprarlo en una tienda online a un precio inferior al que lo ofrecen. Estas tiendas online ofrecen precios más económicos y descuentos más atractivos en comparación con sus competidores en tiendas físicas, debido a que no tienen los mismo gastos generales, ya que estas no pagan impuestos, infraestructuras, ni empleados.

A pesar de que el concepto pueda ser desconocido, es un hábito que origina casi el 50% de las compras online según un estudio realizado por IBM a 26.000 consumidores de todo el mundo, una encuesta devela que los showroomers son consumidores muy críticos y sofisticados, con un poder adquisitivo de medio a alto y son usuarios de la tecnología. Su intención no siempre es engañar, puesto que el 25% de ellos declara tener inicialmente la intención de comprar en la tienda física.

Ya que es un público joven que va entre los 18 y los 34 años, están acostumbrado a las tendencias tecnológicas actuales, es decir, que aproximadamente el 3% de los showroomers utiliza aplicaciones móviles para comparar precios de tiendas online estando en tiendas físicas.

Aunque el término Showrooming es nuevo, los consumidores han sido showroomers en las tiendas minoristas desde hace bastante tiempo y mientras muchos minoristas no les gusta esta acción, estos prácticamente se resignaron al hecho de que va a suceder.

Sin embargo, en un artículo publicado por el orador y consultor, Bob Phibbs, este llegó a afirmar que showrooming es similar a robar ya que utilizan la inversión de infraestructura de la tienda física sin aportar a su economía, explica que mientras que los consumidores llevan a cabo una gran parte de su investigación en línea, todavía les encanta tocar, sentir y mirar físicamente los productos.

Su punto de vista es que los minoristas gastan toneladas de dinero para tener tiendas bonitas, grandes exhibiciones de productos, el personal y el inventario. Entonces ven a los consumidores que llegan con la intención de investigar el producto que les interesa, solo para salir y comprarlo por un menor precio en una tienda online.

La mejor manera de contrarrestar el efecto de los showroomers es alineándote a las tendencias tecnológicas actuales, y conocer los pasos para llevar las ventas de tu tienda física al mundo digital de forma efectiva y así ganar terreno dentro del campo de las ventas online.

Los consumidores seguirán modificando sus conductas, su intención y forma de comprar conforme vaya avanzando la tecnología. El reto de tu marca está en la adaptación. Este es el momento en el que tu empresa debe hablar el mismo idioma que el cliente para ser relevante y rentable, y por supuesto, para estar de la mano de las nuevas tendencias y mantenerte en la competencia. ¡No ataques a los showroomes, atiéndelos!

También te podría interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.