Posiciona tu marca y vuélvela inolvidable

     

Una campaña de posicionamiento gira con regularidad en torno a resaltar las ‘principales diferencias’ entre tu empresa y su competencia. Sin embargo, saber comunicar estas características a tus clientes y definir con claridad una propuesta de valor es tan importante como saber hablar el lenguaje de las personas a las que quieres venderles.

Posicionar se define como la acción de diseñar un lugar diferenciado para la imagen, oferta, productos y servicios de una empresa en las mentes de sus clientes, proyectando lo que quiere alcanzar y el mensaje que quiere difundir para sí misma y para ellos, modelando así sus puntos de vista, y con esto último incidir en el comportamiento de compra de los mismos.

Es por ello, que hablamos de ‘percepción’, abarcando el terreno de lo intangible, pueden diseñarse estrategias adaptables para cada segmento a los que tus productos o servicios estén dirigidos.

En base a lo anterior, comparto contigo estos tips importantes para cimentar un posicionamiento de tu marca, para poder proyectarla con resultados favorables a largo plazo dentro de tu empresa y se vuelva inolvidable para los consumidores:

  • DEFINE LA CATEGORÍA DE TU MARCA               

Define los sustitutos de tu marca, respondiendo preguntas como: ¿Qué resuelve mi competencia? ¿Cómo me puedo diferenciar de ella? ¿Qué necesidad cubre? ¿Qué puedes hacer para satisfacer necesidades que la competencia no resuelve?.

  • DETERMINA SUS DIFERENCIADORES

El buen posicionamiento de una marca debe fusionarse con características y atributos que los clientes y consumidores asocien con ella, luego de evaluarla de manera positiva y sientan que no pueden encontrar una mejor oferta de atributos con la competencia. Para diferenciarse con la competencia tu marca debe: Ser deseada por el consumidor, entregable por la compañía, ofrecer más valor que las otras marcas del mercado.

  • CONOCE SUS CONCURRENCIAS

Llamemos concurrencia, a aquellos atributos que no son únicos para tu marca, aquellos que son valorados y que puedes compartir en cierta forma con tu competencia. Pese a no ser ‘ventajas competitivas’ o características de ventaja es importante tenerlas claras para no dejar las débiles áreas en las que la competencia puede utilizar en tu contra.

  • GENERA Y MANTÉN UNA PROMESA

Define como quieres que los consumidores perciban tu marca y la categoría de negocio en la que quieres que se encuentre. Se debe también incluir de forma clara la esencia de la marca, entendible corta y nítida.

  • PROYECTA SU POTENCIAL

Ten un pie en el presente y uno en el futuro. Constantemente proyecta las aspiraciones que tiene la marca y permítele tener espacio para evolucionar y crecer.

  • MANTÉN EL EQUILIBRIO 

Trabaja en tus puntos diferenciadores y tus concurrencias que atraigan tanto al corazón como a la cabeza de los consumidores, es decir, despiértales emociones que generen identidad y proporciónales información que les genere confianza.

  • TRABAJA Y SOSTÉN LA MARCA

Para alcanzar un buen posicionamiento es muy importante recalcar que el posicionamiento se debe trabajar en la marca, no en el producto, ya que el resultado final es llegar a la mente de los consumidores.

Para finalizar, tienes que saber que debes preparar una propuesta de valor única que diferencie tu marca con el resto, segmentar tu mercado, evaluar el interés de cada segmento, identificar oportunidades de posicionamiento para cada segmento y desarrollar un concepto para ello.

Si te ha gustado este post, no olvides compartirlo en las redes sociales.

Descarga Gratis este archivo para aprender a medir y analizar tu competencia

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.