No se necesitan grandes inversiones para empezar estos 5 negocios

     

En un país en crisis como Venezuela existen innumerables problemas, sin embargo, también se abren oportunidades que con mucha creatividad, trabajo duro y con poca inversión se pueden emprender:

1. Servicios de Consultoría
En todas partes del mundo la experiencia y los conocimientos son cualidades que deben pagarse muy bien ya que son muy valiosas. Es importante identificar los conocimientos que se tienen sobre un área y evaluar la cantidad de empresas en el mercado que valorarían y estarían dispuestas a invertir en asesoría especializada.
La especialización y experiencia en un área específica es una ventaja competitiva que se le puede sacar mucho provecho independientemente del rubro.

2. Servicios de habilidades específicas
Los servicios de reparación o que requieren habilidades especiales, son emprendimientos muy viables con bajo presupuesto. Si sabes cómo reparar computadoras, hacer mobiliario, instalar equipos, o hasta enseñar inglés o matemáticas, podría ser una oportunidad de negocio. Estos oficios y ocupaciones permiten iniciar algo pequeño que dependiendo de la calidad del trabajo, puede crecer.

3. Creaciones personales
Sin hacer grandes inversiones iniciales, la confección de ropa, artesanías, manualidades, la joyería y muchos otros emprendimientos pueden dar resultado. Siempre hay que tomar en cuenta lo importante de destacar el elemento diferenciador y tener un estándar de calidad alto. Existen grandes herramientas (digitales o tradicionales) de bajos costos o gratuitas que permitirán dar a conocer tus creaciones.

4. Entrenador personal
Muchos gimnasios o centros deportivos están subcontratando los servicios de entrenadores personales, es decir, que si tienes conocimientos en entrenamiento o alguna rama de la parte deportiva o nutricional, esta podría ser una gran oportunidad. Este mercado es bastante amplio e incluso está tomando fuerza en las plataformas digitales a través de videos, guías de ayuda y aplicaciones.

5. Reventas
Este tipo de negocio es sumamente común, se trata de algo tan sencillo como comprar productos y venderlos a otras personas. Estas ventas pueden ser a minoristas o al mayor, depende de la inversión inicial, del tipo de negocio y de la relación con el consumidor final. Esto funciona muy bien si los productos a vender son difíciles de conseguir, son de características o marcas muy específicas, no se encuentran en la región, etc.

Todo negocio requiere de una inversión inicial (aunque sea pequeña) y dentro de esa inversión es importante considerar la partida para publicidad, ya que no se hace mucho si no se atrae a personas que consuman los productos o utilicen los servicios que ofrecemos.

Adicionalmente, te invitamos a descargar nuestro marketing brief gratuito:

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.