¿Cómo pasar de la idea a la acción?

     

Lo más importante de las ideas es saber cómo desarrollarlas, materializarlas, convertirlas en algo tangible y poder llevar el sueño a la realidad. Por esto, queremos apoyarte con algunos pasos para que no te quedes estancado en las ganas y que nunca te detengas a pensar “qué habría pasado si…”.

  • Planifica: la planificación es la base del éxito para todos los proyectos. Estudia, investiga, lee, busca toda la información posible sobre lo que quieres hacer; averigua cómo han logrado sus metas las personas exitosas, no caigas en errores que otros han caído y pregunta, a todas las personas que puedan ayudarte ¡pregunta!. Nada de vergüenzas, ni miedos. No permitas que la inseguridad te aleje de tu sueño.
  • Sé realista: si bien tu plan no está hecho una realidad -todavía-, recuerda mantener los pies en la tierra. Soñar está bien, sin dejarse cegar por la ilusión que te puede dar ver materializado tu plan. Plantéate metas alcanzables, a corto plazo y aumenta el ritmo poco a poco, verás que valdrá la pena tardar un poco más pero obtener lo que realmente quieres.
  • Construye un equipo: “si quieres llegar lejos, ve acompañado”, busca personas que vayan contigo en en este camino, eso sí, deben ser apasionadas por lo que hacen y estar enfocadas en el mismo objetivo que tú. Haz un verdadero equipo y verás como todo será mucho más fácil.
  • Evalúa y replanifica: una vez que planifiques, tengas tus metas y objetivos, y estés acompañado de tu equipo de ganadores, es momento de evaluar qué han hecho, qué están haciendo y qué falta por hacer. Posteriormente, es momento de replanificar, desechar las ideas, técnicas y herramientas que no funcionaron, mejorar aquellas que dan resultados -aunque no sean los mejores-, y optimizar todo lo que te esté acercando a lo que realmente quieres conseguir junto a tu equipo.
  • Haz networking: el networking es fundamental, amplía tu red de contactos, conoce personas que trabajan en la misma área que tú, aprende de ellos y hazlos parte de tu estrategia.
  • ¡Arriésgate!: sí, arriésgate a no aceptar un no sin fundamentos como respuesta, arriésgate a probar nuevas maneras de triunfar, arriésgate a conseguir lo que otros no pudieron. Deja los miedos a un lado y enfócate en materializar eso por lo que has trabajado.
  • Ejecuta: llegó el momento de actuar, este es el paso más difícil quizás, pero el más importante. La clave está en dar ese salto hacia el éxito por el que te has esforzado tanto, con confianza en tu planificación, en tu equipo, en tu evaluación y en tus aliados.

Ten en cuenta que hay pasos que puedes repetir, que está bien caerse y tropezar; pero siempre debes levantarte y seguir adelante. Los grandes sueños nunca son sencillos de alcanzar pero valdrá la pena todo el esfuerzo que invertiste en ellos. La confianza en ti mismo será determinante para que puedas obtener los resultados que realmente deseas, así que ¡arriésgate a iniciar tu carrera hacia el éxito!

De igual forma, comparto contigo esta guía para que aprendas a crear tus objetivos con esta guía:


También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.