¿Cómo hacer un análisis de tu competencia y no morir en el intento?

     

Para llevar tu negocio sin problemas, tienes que hacer múltiples cosas. Esto incluye realizar ciertos análisis que te permitan tomar acciones asertivas… y esto lo logras ¡analizando a tu competencia!

Para analizar a tu competencia, primero debes identificar a tus competidores, que es la primera etapa, para ello te recomendamos dos formas:

  1. Desde el punto de vista de un cliente:

Mira a tus competidores como lo hace un cliente. Busca sus fortalezas y debilidades, piensa como lo haría un consumidor. ¿Por qué el cliente adquiriría ese producto o servicio?, ¿es por qué hacen las cosas diferentes?, o quizás ¿su calidad es de primera categoría?

Ponte en los zapatos del cliente y pregúntate porqué los preferirían a ellos, en lugar de a ti.

  1. Desde el punto de vista de tu competencia:

Asimismo, mira a tu competencia desde su propio punto de vista, esto te ayudará a entender mejor su marca. Mira cuáles son sus activos y cómo participan en el área de marketing. Adicionalmente, intenta ver cuáles son sus debilidades y cómo tú las compensarías.

Existen una serie de preguntas que es importante que contestes antes de realizar el análisis de tus competidores:

  • ¿Quiénes son tus competidores? ¡Enuméralos!
  • ¿Qué productos o servicios están ofreciendo? ¡Descríbelos!
  • ¿Cuánta participación de mercado tienen? ¡Cuantifícalo!
  • ¿Cuáles estrategias han empleado? ¡Revisa el histórico!
  • ¿Usan aún la misma estrategia? ¡Averígualo!
  • ¿Qué tan agresivos son a nivel publicitario? ¡Mídelos!
  • ¿Qué tan competitivos son? ¡Calcúlalo!
  • ¿Las fortalezas y debilidades son las mismas que las tuyas? ¡Compáralas!
  • ¿Son una gran amenaza para ti? ¡Investígalo!
  • ¿Sus estrategias afectan tu negocio? ¡Identifícalo!

En este punto te preguntarás, ¿pero cómo los analizo?, ¿dónde encuentro esa información? La respuesta es bastante sencilla: internet.

En los sitios web de tu competencia encontrarás información valiosísima referente a sus productos o servicios, precios y tarifas, puntos de venta, cuentas en redes sociales, historia de la empresa, etc.

Investiga también la prensa en digital y en físico, en foros y redes sociales. En esos medios encontrarás información complementaria excelente para tu análisis.

Algunos negocios piensan solo en sus planes e ignoran a la competencia. Si no se realiza un análisis del mercado, se hace realmente difícil sobrevivir a la fuerte competencia. Esto sucede a pesar de que los competidores apunten a diferentes nichos del mercado. Es importante hacer un seguimiento constante a aquellas marcas que tienen una posición similar a la tuya en el mercado y que puedan enseñarte algo. ¡Ojo con ellos!

En efecto, hacer un análisis de la competencia te permite poner a prueba tus ideas y tu negocio. También ayuda a comparar resultados… a pocas personas le gusta las comparaciones, pero en este caso, hacerlo te ayudará a no repetir errores que cometen los otros.

Ahora que sabes qué preguntas hacerte referente a tu competencia, cómo analizarla y dónde buscar la información que necesitas; te invitamos a descargar gratis este recurso que te ayudará a crear tu tabla con los elementos esenciales para que midas y analices tu competencia.

También te puede interesar: 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.