¿Cómo aumentar la productividad de tu equipo y tu empresa?

     

Si estás en proceso de hacer crecer tu empresa o emprendimiento, tener un equipo bien engranado es fundamental, cada uno de ellos debe estar claro de cuáles son los objetivos y metas a  alcanzar; además, si logran identificarse con los valores de la empresa, será mucho más sencillo que todas las piezas caigan en su lugar y veas grandes resultados. De igual forma, no te apresures a querer conseguir todos tus sueños en un par de meses, el crecimiento constante es mejor que tener un pico de éxito y luego caer.

Analizar y medir serán tus palabras favoritas de ahora en adelante. Estas dos acciones te permitirán saber tu margen de productividad, cuáles son las estrategias que funcionan, cómo mejorar aquello que no está dando los resultados esperados o que no está ayudando a tu equipo a dar el 100% en su área de trabajo. Para esto, tenemos cuatro estrategias que te ayudarán a medir la productividad de tu equipo:

  • Invierte tiempo y recursos en la formación de tu equipo: algunos gerentes o directores de recursos humanos no consideran esta estrategia como fundamental o no dedican el tiempo suficiente porque tienen “cosas más importantes” que atender y necesitan más producción y menos entrenamiento;  sin embargo, es una inversión que definitivamente traerá mayores beneficios en un corto y mediano plazo y hará que el equipo se sienta más apreciado por la empresa, lo cual automáticamente aumenta sus niveles de productividad y por consiguiente, los niveles de producción de la empresa.
  • Comunicación interna: si la información dentro de la empresa fluye correctamente, todos serán más eficaces al momento de realizar su trabajo, habrá menos dudas, menos errores y el resultado no será otro que mayor producción. Este punto va de la mano con el número uno, si no dedicas el tiempo suficiente a preparar y formar a tu equipo, quizás ellos cometan más fallas (leves o graves), que disminuirán los niveles de productividad e incluso, en ocasiones, pueden generar pérdidas de clientes, recursos y dinero.
  • Motivación: si todos los miembros de la empresa la sienten suya y se sienten valorados, empezarán a cuidar sus recursos y trabajarán por los objetivos de la misma. Una persona motivada y con sentido de pertenencia, está dispuesta a entregar más por el beneficio de la empresa. Empezará a dedicar más tiempo a su trabajo, a ser más exigentes consigo mismo y buscará su crecimiento profesional que, al mismo tiempo, implica el crecimiento y desarrollo de su lugar de trabajo.
  • Medición: medir, medir y medir, no hay mejor manera de obtener resultados positivos que midiendo lo que pasa en tu empresa semanal, quincenal y mensualmente. A través de encuestas de satisfacción y herramientas de marketing, podrás saber qué acciones y estrategias realmente funcionan y cuáles no. Una vez que conozcas tus números, podrás invertir tiempo y recursos de la manera más adecuada, teniendo mayores resultados con menor inversión. ¿Este definitivamente es el sueño de todo gerente, no?

Por último, te recordamos que hacer seguimiento de todos los procesos te permitirá corregir a tiempo las fallas, no esperes a que una situación extraordinaria se convierta en un problema grave.

Descarga gratuitamente este documento y aprende 10 claves para realizar campañas publicitarias exitosas:

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.