¿Qué es un Benchmarking? Y cómo aprovecharlo sin imitar a la competencia

     

Al definir Benchmarking o comparación referencial como también se le conoce, consiste en contrastar tu negocio con la competencia, tanto directa como indirecta, con la finalidad de obtener información útil que ayude a tu organización a mejorar sus procesos, productos o servicios.

En el proceso de análisis y comparación que se realiza cuando haces un Benchmarking debes enfocarte en las “mejores prácticas” que te ayudarán a moverte de donde estás en el mercado a donde quieres llegar.

Cuando hablamos de “Mejores prácticas” nos referimos a observar y analizar cuáles son las tácticas que utilizan las empresas mejor posicionadas en el mercado, en lo que a sus procesos se refieren y la forma en que optimizan sus canales de servicios, atención al cliente y producción.

Se debe ser prudente al hacer este tipo de investigación de mercado, puesto que no es bien visto ni ético convertirte en un mal imitador de los procesos de tu competencia directa.

La meta al hacer un Benchmarking es hacer una introspección de lo que necesitamos mejorar con respecto a nuestra competencia. No se trata de ser un espía, sino utilizar esa información a nuestro favor y si queremos adoptar alguna táctica, adaptarla a nuestra empresa de la mejor manera y dándole un toque original que nos diferencie.

De hecho, los nuevos modelos de esta práctica recomiendan que no sólo se investigue a los competidores, sino más bien a referentes de liderazgo de empresas, ya sean individuos o agrupaciones e, incluso, a personajes ficticios que podrían servirte de inspiración.

Básicamente existen tres tipos de Benchmarking:

  • Benchmarking Interno: Este tipo de “Bench” es aplicado dentro de la empresa, es decir, cuando se analizan los procesos de alguna unidad o gerencia que está dando buenos resultados, y esas tácticas se tratan de adaptar a nivel general para impulsar la productividad de la misma.
  • Benchmarking Competitivos: Es aquel que se aplica investigando a la competencia directa o indirecta, e incluso a referentes de liderazgo en el mismo rubro del mercado. Se toma como referencia las practicas en las que somos superados por esta competencia para así elaborar estrategias que nos ayuden a superarnos.
  • Benchmarking Funcional: Se refiere a aquel “Bench” que se aplica a referentes de liderazgo y éxito fuera de nuestro rubro de mercado. Ej: Eres dueño de una farmacia y quieres realizar Delivery (Servicio a domicilio) efectivo y haces un “Bench” de Domino´s Pizza ya que es un líder en esa área de experticia.

Ahora bien, si quieres poner en práctica un Benchmarking y hacerlo con éxito debes tomar en cuenta ciertos pasos:

  1. Identificar qué proceso, área o producto quieres mejorar en la organización.
  2. Identificar las organizaciones que posean las mejores prácticas y ver si efectivamente la comparación pudiera servir.
  3. Definir qué indicadores se medirán.
  4. Hacer un análisis FODA interno y de las organizaciones elegibles para el Benchmarking para identificar fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de tu organización frente a la competencia.
  5. Analizar las diferencias de lo obtenido en el análisis FODA de la competencia con el desempeño actual de la empresa.
  6. Determinar los objetivos a cumplir de acuerdo a la comparativa, a las posibilidades y a los agregados de valor que definiste para diferenciarte.
  7. Fijar las metas y tiempos de integración de la nueva práctica.
  8. Ejecutar la integración de las nuevas prácticas.
  9. Medir los resultados.
  10. Fijar la periodicidad con la que se realizará el análisis, ya que es un proceso de mejora continua.

Empezar la fase de Benchmarking para mejorar ciertos procesos no es un paso que se debe tomar a la ligera. Es una herramienta que te ayudará a evolucionar con respecto a tu competencia, requiere modernización constante y un monitoreo periódico. Hay que estar seguros de haber buscado todas las fuentes de información que pudieran otorgar datos con los cuales realizar cambios. Además, es necesario analizar cuidadosamente los procesos propios antes de iniciar el proceso de investigación.

Si te ha gustado este blog no olvides compartirlo en tus redes sociales, te invitamos a descargar el siguiente archivo gratis:

¡Descarga Gratis este archivo! Elementos esenciales para que midas y analices tu competencia.

También te podría interesar: 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.